7 dic. 2015

Út

Qué. Curioso el pensamiento. Extraño cualquier otro que no sea el propio por su condición de desconocimiento eterno. Quizás las probabilidades de un raciocinio opuesto en forma y función, contrario y del revés, como mi mundo con respecto a mi misma. "Yo" como primera causa de existencia, Pienso luego aún existo. Un cuerpo en reposo y movimiento R.U.A. Permiso-Avanti. Y si el condicional esta sujeto a una causa me apuesto a que tú seas mi motivo. Y en la senectud me arrepentiré de estupidecer tanto, ciertamente que el día que sople 69 velas iré a por ti cantando nuestra canción. Ya voy notando todo lo que callo. Dios, joder. Cómo te echo de menos.

No hay comentarios: