7 dic. 2015

Út

Qué. Curioso el pensamiento. Extraño cualquier otro que no sea el propio por su condición de desconocimiento eterno. Quizás las probabilidades de un raciocinio opuesto en forma y función, contrario y del revés, como mi mundo con respecto a mi misma. "Yo" como primera causa de existencia, Pienso luego aún existo. Un cuerpo en reposo y movimiento R.U.A. Permiso-Avanti. Y si el condicional esta sujeto a una causa me apuesto a que tú seas mi motivo. Y en la senectud me arrepentiré de estupidecer tanto, ciertamente que el día que sople 69 velas iré a por ti cantando nuestra canción. Ya voy notando todo lo que callo. Dios, joder. Cómo te echo de menos.

19 nov. 2015

TIEMPO HA

Puede que el tiempo nos cure, pero quizás es la cura de los cobardes. 

Me pregunto cuántas dimensiones perpendiculares habrá para nosotros, si en la intersección vuelves a ser tú para dejar de ser ése.

Me pregunto por qué me lo sigo preguntando.

Traes tristeza porque estás enfermo, caótico, tu mundo tiene unos cimientos de acero absurdo, no ves la calma, no llegas a acariciar porque tus dedos se desprenden de tu mano, y tu mano a su vez se suelta del codo, y tus ojos se han vuelto opacos y ya no brillan, el tendón que te sostiene se ha cortado, dando un latigazo al aire donde estaban nuestro perdón, nuestro polvo de reconciliación.

Indagar en tu mente como si fueras John Malkovich. 

Porque mi globo ocular se expande, y la impresión de un pensamiento toma forma en mi retina, o quizás es real y la luz alcanza todavía. 

Él fue mutando en algo impreciso y dañino, y esa caricia esa disculpa plana que ella necesitaba no llego nunca y nadie le lamía las mejillas.

Lo patético es ha, como yo soy he.

 Y no saber si la complejidad es algo añadido, un invento mio, o nuestro.

Y lo noto. Primero empieza un cosquilleo dentro de mi nariz, hace que mis aletas nasales se expandan, mi garganta también se dilata de forma extraña, como si el músculo que sujeta mi cabeza y en el que empieza mi lengua se adelantara, si hablase se romperían las frases justo ahí. Todo esa sensación escala por mi nariz directo al lagrimal, et ¡voilà!